“No me salves, maté a mi esposa”, dijo el esposo de venezolana hallada muerta en Miami

“No me salves, maté a mi esposa”, dijo el esposo de venezolana hallada muerta en Miami
POR JOHANNA A. ÁLVAREZ Y CATALINA RUIZ PARRA
jaalvarez@elnuevoherald.com
cruiz@elnuevoherald.com
wendy2
El esposo de la periodista venezolana Wendy Bandera, hallada muerta la semana pasada en un vehículo cerca del Ayuntamiento de Hialeah, confesó que la mató durante una discusión cuando iban a iniciar el proceso de divorcio, según el informe policial del caso, al que el Nuevo Herald tuvo acceso.

“No me salven, tengo un cuchillo y me quiero morir, maté a mi esposa”, dijo Luis Palacios Madariaga, de 28 años, a los agentes que respondieron el miércoles pasado a la llamada de emergencia de un transeúnte que vio a una pareja sangrando dentro de un vehículo en la 5 Street y la Palm Avenue, según el informe policial.

El documento indica que cuando los agentes llegaron al lugar descubrieron a Wendy Bandera en el asiento del conductor sangrando profundamente y sin conocimiento, por lo que fue declarada muerta en el sitio.

Palacios estaba en el asiento trasero, también sangrando. Tenía heridas en las muñecas y el pecho, por lo que fue sacado del vehículo y trasladado al hospital

Durante un interrogatorio la noche de los hechos, Palacios dijo a los investigadores que él y Bandera habían peleado últimamente porque creía que ella lo estaba engañando con otro hombre.
El día de la muerte de Bandera, la pareja iba al Ayuntamiento de Hialeah para iniciar el proceso de divorcio cuando comenzaron a discutir nuevamente. Al estacionar cerca del lugar, Palacios enfureció, sacó un cuchillo que tenía en el bolsillo y apuñaló a la víctima, según el reporte policial.

Entonces, Palacio intentó infructuosamente quitarse.

El informe policial señala que se encontró un cuchillo en el piso de la parte trasera del auto, donde Palacios estaba cuando llegaron los policías.

Palacios fue acusado de asesinato en segundo grado con un arma mortal. Fue detenido al día siguiente de la muerte de Bandera y le negaron el derecho a fianza.

Palacios y Bandera, que son primos segundos, se casaron el 26 de febrero de 2016 en Hialeah después de ocho años de relaciones. En ese momento llevaban apenas unos meses en Estados Unidos, a donde habían llegado por separado en busca de un mejor futuro y para escapar de la crisis económica que azota su país natal, Venezuela.

Durante el tiempo que vivió en el sur de la Florida, Bandera hizo pasantías en el Diario Las Américas, pero últimamente trabajaba en el Dadeland Mall. Su esposo estaba estudiando para piloto. Los dos vivían en Miami Lakes con los padres de Palacio.

Los padres y la hermana de Bandera llegaron el jueves pasado en un vuelo procedente de Caracas, pero se encontraron con la sorpresa de que alguien había reportado a las autoridades que esas visas habían sido robadas el 14 de noviembre. Víctor Bandera, el padre, sospecha que Palacio pudo ser quien hizo la denuncia.

Finalmente, la familia logró entrar a territorio estadounidense debido a lo sucedido a Bandera. Ahora están pidiendo asesoría jurídica para no quedarse como indocumentados en Estados Unidos mientras se realiza el proceso judicial de la muerte de la periodista de 25 años.

El padre de la víctima también aseguró que Palacios había amenazado previamente a su hija y que era un hombre violento.

“Él la amenazó varias veces. ¿Usted cree que una persona que va a conversar con otra va armado? No, no va armado (…) Él era violento”, aseguró a su llegada al aeropuerto de Miami.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s